Skip to content

¿Por qué plantar árboles?

Los árboles son nuestra mejor herramienta para combatir el cambio climático.

El exceso de dióxido de carbono (CO2) causado por muchos factores se está acumulando en nuestra atmósfera y está contribuyendo al cambio climático. Los árboles absorben el CO2, removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire.

Además, protegen el suelo, proporcionan hábitat a la vida silvestre y ayudan a prevenir la contaminación del agua entre otros muchos beneficios para el medio ambiente y las personas.

¿Dónde se plantan tus árboles?

Tan solo en el 2019 han desaparecido más de 9.700 kilómetros² de bosque en el Amazonas.
Considerado el pulmón de nuestro planeta, la deforestación aquí afecta directamente a la crisis climática global. Además de generar desesperación y pobreza entre las comunidades que viven por y para el bosque.
Nuestro proyecto de reforestación se centra en la región de Madre de Dios (Perú), hogar de más del 10% de todas las aves del mundo y zona de alto riesgo para la deforestación.

El objetivo es restaurar y proteger la «zona de amortiguamiento» entre la Reserva Nacional Tambopata y la ciudad de Puerto Maldonado.

¿Cómo se plantan?

Parte de los beneficios de cada prenda van directamente a nuestros socios de reforestación One Tree Planted para que se planten dos árboles en tu nombre.
Nuestros socios trabajan con los agricultores locales para crear un sistema agroforestal sostenible y establecer una cooperativa agrícola que brinde medios a la comunidad.
Plantando especies árboles nativas que produzcan masa forestal junto con planta de cacao que proporcione recursos  a los agricultores.
Una vez realizada tu compra, recibirás un certificado de One Tree Planted por tus dos árboles.

¿Qué impacto tienen?

Además de combatir el calentamiento global, tus árboles ayudarán a:
-Proteger el habitat del Jaguar y de otras muchas especies en peligro tales como el Tapir, el Mono Araña o el Caimán.
– Brindar un medio de vida sostenible a las comunidades de agricultores locales.
– Restaurar los nutrientes del suelo y evitar una mayor degradación.